Tratamiento de la disenteria

Compártelo!

Esta enfermedad generalmente desaparece por sí sola con el tiempo. En algunos casos, los médicos recetan ingerir líquidos si la diarrea y los vómitos son severos. Los minerales y sales que se pierden también necesitan ser reemplazados, por lo que en los casos graves, puede ser necesario hospitalizar al paciente. En algunos casos graves, es necesario tomar antibióticos.

El tratamiento de la disentería suele consistir en una estrecha vigilancia de los profesionales médicos, reposición de líquidos y medicamentos recetados. Hay remedios caseros que pueden ser opciones eficaces para el tratamiento de la disentería, pero deben utilizarse con precaución.

El paso más importante en el tratamiento de la disentería es evitar la deshidratación, ya que muchos de los fluidos del cuerpo se pierden a través del vómito y la diarrea, que a menudo acompañan a la disentería. El paciente debe beber tanto agua u otros líquidos como sea posible. En algunos casos, la terapia intravenosa es necesaria con el fin de mantener al paciente bien hidratado. Este tipo de tratamiento es generalmente necesario si el paciente no es capaz de mantener líquidos debido al vómito excesivo o la diarrea.

Si se determina que un parásito, tal como un tipo de gusano, es el responsable, el tratamiento de la disentería generalmente consiste en medicamentos amebicidas dirigidos para eliminar el parásito. Sin embargo, los antibióticos son un tratamiento más eficaz si la causa es una infección bacteriana. En algunos casos, el tratamiento de la disentería puede consistir en una combinación de ambos de estos tipos de medicamentos. En los casos leves, el médico puede decidir simplemente controlar el estado, sin prescribir ningún tipo de medicación, ya que los casos leves suelen desaparecer por sí solos dentro de una semana.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí